--> Estampas y recuerdos de Alzira (134)<br>Carteros con sello propio - elseisdoble.com


Domingo, 12 de julio de 2020 Edición diaria nº 4.846 Año: 14 Noticias: 36.569 Fotografías: 96.290 Comentarios de usuarios: 111.951
EL SEIS DOBLE
domingo, 9 de octubre de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Estampas y recuerdos de Alzira (134)
Carteros con sello propio

Los tartaneros, con el avance de la técnica se modernizaron; sustituyeron las vetustas tartanas por vehículos a motor

 

 

http://www.elseisdoble.com/uploads/image/FOTOS%20FIJAS%20EN%20SECCIONES/Alfonso%20Rovira%20con%20c%C3%A1mara.jpgLa necesidad de relacionarse las familias y los pueblos ha sido de siempre. Sin embargo, la invención de los correos y postas, como institución oficial de todo el mundo, no es de época muy remota.

En el transcurso de los siglos, pueden advertirse en los correos tres primas importantes: servicio individual a cargo de peatones, jinetes o barqueros, que recorrían siempre el mismo trayecto. Servicio del Estado, que se destinaba únicamente a fines militares y políticos dependiente de los gobiernos.

En el primer caso, se encontraban los peatones asirios, griegos y romanos. Como ejemplo de la segunda forma, ofrece la historia multitud de casos, citándose como notables los de Atajerjes, los de la República romana y los de Alfonso X el sabio. La tercera forma se ha usado por distintos gremios y aún se emplea en nuestros días en determinados casos.

Cabe a Cataluña el honor de haber establecido el correo para uso público antes que los demás estados europeos. En 1116 ya funcionaban los troters, que luego pasaron a la Corona de Aragón y fueron mejorados por Jaime I el Conquistador y Pedro el Ceremonioso, dictando sus ordenanzas Alfonso V en 1417. Pero fue en el Siglo XIX, cuando los crecientes adelantos y exigencias de la industria, el comercio, la prensa y la banca quienes hicieron poner el correo a la altura de los tiempos, facilitando la perfección de comunicaciones en caminos, lo que dio mayor impulso siendo la invención de los sellos y timbres postales.

En Alzira, el transporte de la estafeta de correos, cuando se ubicaba en la plaza de Santa Catalina, ahora denominada de la Constitución, allá por los años cuarenta, el tráfico de las valijas del correo entre la oficina y la estación de ferrocarril y viceversa se realizaba en tartana, arrastrada por un caballo. Bruno Butiñá tenía la contrata para desempeñar este servicio; disponía de dos tartanas que encerraba en su casa de la Plaçeta del Forn. Una de ellas era conducida por él mismo al pescante y la otra por su suegro, Bernardo Marimón, el ‘So Bernat’ y alguna que otra vez por su nieto Brunet. El ‘So Bernat’ estuvo al pescante de su tartana conduciendo su jamelgo hasta la avanzada edad de más de ochenta años. Al fallecimiento de Bruno, titular de la contrata del transporte del correo, le sucedió su hijo Brunet, regentado por su madre, Rosa Zamora, hasta que Brunet marcho a trabajar a Francia y la señora Rosa paso a modernizarse, cambiando las tartanas por un dos caballos. No es que la tartana era tirada por dos caballos, si no que por aquella funcionaba la popular furgoneta así denominada.

Bruno Butiñá, encargado de conducir la tartana, viajaba en el mismo habitáculo que Lucas Alonso González, para la custodia y entrega de las valijas del correo al vagón correspondiente para su transporte a otras poblaciones. El cargo de Lucas Alonso en la plantilla de la estafeta de Alzira, era de peatón, quien al mismo tiempo era el encargado de distribuir la correspondencia a los residentes en los alrededores de la estación de ferrocarril. Mas tarde se creó un reparte de correspondencia a los que viven en las partidas de nuestra población, cargo que desempeñó como cartero rural Juan Bella Peiró, al que vemos en la fotografía a la puerta de la oficina de Correos en la Calle Júcar, cargado con la cartera y conduciendo una moto Guzzi, dispuesto a partir para el reparto por las zonas rurales de la ciudad.

Pasaron los años y los tartaneros, con el avance de la técnica se modernizaron; sustituyeron las vetustas tartanas por vehículos a motor transformándose en taxistas. Pero la señora Rosa Zamora no dejó su tartana destinada al servicio de correos hasta bastante tiempo después.

Fallecieron el señor Bruno, el ‘So Bernat’, la señora Rosa y, hace unos años, su hijo Brunet, pero el servicio del transporte del correo, que ya no enlaza con la estación de ferrocarril, si no que lo siguen haciendo con los pueblos de alrededor, continuando la labor de sus familiares desde que hace casi cincuenta años que comenzaron este servicio.

Una familia alcireña, los Butiñá, que siguen transportando el correo casi medio siglo.

Alfonso Rovira 03.02.1995

 

 

                          
.-000013                                                                                                                          .-000032 

                           
     .-000021                                                                                                      .-000048
                           
.-000052                                                                                                           .-000057

 

 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.