--> Estampas y recuerdos de Alzira (137)<br>Los panecillos blancos de la abuela - elseisdoble.com


Martes, 19 de noviembre de 2019 Edición diaria nº 4.610 Año: 13 Noticias: 34.833 Fotografías: 93.777 Comentarios de usuarios: 108.662
EL SEIS DOBLE
sábado, 5 de noviembre de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Estampas y recuerdos de Alzira (137)
Los panecillos blancos de la abuela

Los horneros tenían que trasladarse a Caudete de las Fuentes para traer la harina hasta Alzira

 

http://www.elseisdoble.com/uploads/image/FOTOS%20FIJAS%20EN%20SECCIONES/Alfonso%20Rovira%20con%20c%C3%A1mara.jpgEn 1939, la Casa Asilo de los Ancianos Desamparados de la Calle San Roque, 32, frente al Ayuntamiento, ya llevaba funcionando más de cincuenta años en Alzira, bajo la cariñosa dedicación vocacional que siempre han puesto las hijas de Santa Teresa Jornet.

Sor Salvadora del Corazón de Jesús, en la vida civil Salvadora Garí Valiente, tía abuela de Enrique Camarena, ‘forner’de la Vila, al terminar la fratricida contienda del 36 se incorporó al asilo alcireño, habiendo transcurrido todo el tiempo que duró la guerra civil aquí, en su pueblo, sin que fuera molestada lo más mínimo. Hizo que la continuación del abastecimiento del alimento básico, el pan, fuera suministrado en adelante por el ‘forn’ de Camarena, de la Calle de la Enseñanza, que eran sus familiares directos.

Por aquella época, cabe recordar, funcionaban las cartillas del racionamiento de las que los horneros disponían de un registro de clientes, cuyos cupones cortaban y presentaban en la oficina de abastos del ayuntamiento. No eran días fijos en que gobierno civil publicaba en el diario Levante la ‘letra’ de la harina, que pregonaba en alta voz el encargado de la venta del periódico, señor Fábregues, por las calles de Alzira, suministro que se efectuó entre los años 1940 y 45 autorizándose a los horneros para la recogida de la misma y con ella confeccionar y distribuir el pan. Cuando no había ‘letra’, los alcireños se procuraban el sustento con el intercambio del grano por la harina en casa de Piquer, en la calle Progreso, 23, así como también el intercambio de productos alimenticios era el estraperlo.

A los ancianitos de nuestro asilo no les faltó en este tiempo el ‘pá blanquet’; un caritativo y buen alcireño, Ricardo Aliño, que tenía su molino en Guadassuar, hacía que cada día trasladaran al asilo un saquito con unos quince kilos de harina para que los ancianos y comunidad de religiosas comieran el ‘pan nuestro de cada día’.

El señor Enrique Camarena, padre, auxiliado por el ‘So Bernat’, oficial que tenía a pie de la boca del horno, con la artesa de madera, a brazo, por los cortes de suministro eléctrico que se padecía, amasaban el pan para los ancianos que, por otra parte, si no hubiera sido por personas tan caritativas como Ricardo Aliño, el ‘pá groget’ no había pasado por sus gargantas por lo duro que se ponía al transcurrir poco tiempo. ¡Que hubiera sido de nuestros abuelitos sin dientes!

Las barras de pan que vemos en la cesta portada por Enrique Camarena, hace ya muchos años, en el momento de traspasar el patio de la nueva Casa Hogar en la Avenida Luis Suñer, es la viva imagen de este hombre que a sus doce años vistiendo pantalón corto ya trasladaba el pan para los ancianos.

Habiendo tantos molinos en nuestro término y en pueblos del alrededor, los horneros tenían que trasladarse a Caudete de las Fuentes para traer la harina hasta Alzira. En una ocasión, en los viejos camiones que se disponía en aquellos años, viajaban en este vehículo de Bernardo Rosell, Rovira, Enrique Camarena Sifre y Francisco Tudela. Al llegar al puerto de Cárcer al camión le fallaron los frenos; no ocurrió desgracia alguna por la hábil maniobra del chofer que desvió el camión hacia la ladera del monte.

En la época de las restricciones, los horneros alumbraban la boca del horno para seguir la cocción del pan, auxiliándose de un carburero y en otras ocasiones, al mediodía, cuando hacía sol, proyectaban la ‘rata’ reflejando con un espejo hacia el fondo del horno.

Enrique Camarena Boquera guarda con fervor y veneración en sus archivos libretas en las que año ha ido registrando hasta la actualidad recetas de productos que ha fabricado en su horno. Por ser una fecha histórica, el 21 de Junio de 1967, día en que fue inaugurada la nueva casa de la Avenida Luis Suñer, hemos copiado una receta del unos sándwich, —bocadillos— que hizo para convidar a los asistentes al acto tan importante de aquel día. Empleó 4 kilos de harina, 4 ‘mitgets’ de aceite, 40 gramos de sal, 80 de azúcar, 200 de manteca, tres huevos, 24 ‘mitgets’ de agua y 250 gramos de levadura. Con estos ingredientes confeccionó en su obrador una masa a 24 grados de temperatura ambiente; la trabajó durante diez minutos en la máquina saliéndole 118 piezas de las que recuerdo haber degustado aquel día de la inauguración del Hogar de Ancianos Desamparados Santa Teresa Jornet.

Enrique Camarena Boquera, ‘forner’ de la Vila, que lleva sirviendo el pan a nuestros ancianos del Asilo más de medio siglo.

Alfonso Rovira 23.02.1995

 

 

                          
.-000013                                                                                                                          .-000032 

                            
     .-000021                                                                                                      .-000062
                           
.-000052                                                                                                           .-000057




Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Mascarell - 05/11/2011
Linda historia Alfonso, un abrac

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.