--> Los niños y niñas necesitan autoridad y límites - elseisdoble.com


Miércoles, 8 de julio de 2020 Edición diaria nº 4.842 Año: 14 Noticias: 36.551 Fotografías: 96.268 Comentarios de usuarios: 111.921
EL SEIS DOBLE
viernes, 17 de mayo de 2013
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Los niños y niñas necesitan autoridad y límites

Es muy importante que los padres y madres asuman y se legalicen la autoridad que tienen sobre los hijos



               .-000180

Comúnmente, por nuestro pasado, hemos unido de forma errónea el concepto de ‘autoridad’ con el de autoritarismo y con el empleo del castigo moral y físico.

Al tratar sobre la educación de los hijos e hijas, el concepto de autoridad se ha enfrentado frecuentemente con el de libertad. Sin embargo, ambas, libertad y autoridad son necesidades complementarías en el desarrollo evolutivo del niño y niña.

Si no se les pusieran ninguna regla ni límites a las acciones de los niños y niñas, y sus deseos no encontraran la resistencia de los deseos de los demás, se anularía su posibilidad de crecer como ser humano, ya que no aprendería cuándo puede y cuándo no y que cosas puede hacer y cuáles no y, por lo tanto, no desarrollarían sus capacidades y recursos ante la vida.

Es muy importante que los padres y madres asuman y se legalicen la autoridad que tienen sobre los hijos e hijas, si quieren que los niños acepten e interioricen las reglas que sean necesarias para su crecimiento personal.

Todo límite o regla suele implicar cierta frustración para las dos partes, es decir, tanto para el niño y la niña que no le gusta, como para los padres y madres que quedan dolidos. En frecuentes ocasiones, los padres y madres sienten pena por el niño y la niña o no tienen el deseo ni la firmeza suficiente para mantener el límite establecido; como consecuencia lo retiran una vez que ya estaba decidido, o lo mantienen pero con un fuerte sentimiento de culpabilidad. Todo ello dificulta que el niño y la niña lo acepten y que se aclare con lo que sus padres y madres esperan de él y ella.

Es importante que se les diga la ‘verdad’ al niño y la niña. A nadie le gusta ser engañado, esto de aumentar su desconfianza hacia nosotros no le ayuda a aceptar e interiorizar los límites que necesita para su crecimiento.

Los límites se le pueden hacer observar al niño y la niña con afecto y firmeza, sin necesidad de agredirle, hablándole de lo que uno piensa sobre esa situación en concreto y no descalificando globalmente toda la persona.

En ocasiones, según nuestro estado de ánimo solemos atosigar al niño o la niña exigiéndoles que cumplan muchas normas a la vez haciendo imposible la incorporación de ninguna. Es mejor poner cuatro o cinco límites claros, con seguridad, y que estén en consecuencia con las posibilidades del niño o la niña, que abrumarlo con exigencias continuas que no respetan ni las capacidades del niño o niña ni el tiempo necesario para su aceptación.

Los límites para que funcionen deben estar puestos a tiempo. Muchas veces permitimos que el niño o la niña transgreda continuamente una norma, hasta que con los ánimos muy excitados le agredimos por ese comportamiento lo cual crea malestar y muchas veces remordimiento.

El autoritarismo no suele llevar a la interiorización de las reglas, sino a la sumisión y el rencor.

En ocasiones en que la conversación tendría un valor inigualable, el niño o la niña reciben palabras insultantes, un castigo físico, etc.

Es fundamental, a la hora de transmitir una regla, no ponerse a la altura del niño o niña, ni dejar que éstos se pongan a la del adulto, ya que el niño o niña necesitan sentir que los adultos (principalmente su padre y su madre) le dan la seguridad y calman la angustia a la vez que le enseñan a aceptar la realidad.

Para que un límite sea aceptado por el niño o la niña, éste no debe ser arbitrario ni ser modificado a cada momento en función del niño o niña o del estado de ánimo de los padres y madres, ya que esto no ayuda a su incorporación.

Un límite debe explicarse y ponerse en consecuencia con la edad del niño o la niña pero no se debe abusar del razonamiento adulto, pretendiendo que el niño o niña entiendan todas las cosas al mismo nivel que los padres.

 

 

Más información de Centro Psicológico

 
 

 
ESTA ENTRADA NO ADMITE COMENTARIOS
 
EL SEIS DOBLE se reserva el derecho de admitir comentarios en las entradas de su diario digital. Podrán ser omitidos en las noticias de carácter comercial o personal, bien por acuerdo de la redacción, o bien por decisión de las partes implicadas.
 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

Noticias ComercialesUn tema... Un profesional

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.