--> Chestnut Grove<br> Relato literario de Eva Borondo - elseisdoble.com


Viernes, 22 de noviembre de 2019 Edición diaria nº 4.613 Año: 13 Noticias: 34.856 Fotografías: 93.809 Comentarios de usuarios: 108.686
EL SEIS DOBLE
domingo, 28 de febrero de 2010
Clic en la foto para ampliar

Detalle de The nameless day, de Donato Giancola
Ver imágenes de esta noticia
1

 Chestnut Grove
Relato literario de Eva Borondo

“… derribaron dos mandamientos y un pecado capital con un incontrolable frenesí que duró pocos minutos”


Waiting_-reducidaLos domingos literarios


Eva Borondo

 

Cuentan los viejos de un pueblo irlandés cercano a la Abadía de Chestnut Grove, la historia del prisionero Jacob que, a mediados del mil ochocientos, conmutó su condena de trece años por una estancia de diez, formando parte de los hermanos de la orden.

Dicen que llegó una noche secretamente, custodiado por guardianes, y que tuvo una primera y única entrevista con el Abad, quien le advirtió de las normas obligadas, de los rezos diarios y de su oficio en la limpieza de jardines y del refectorio, antes de acompañarlo a una celda para dormir.

Jacob empezó allí su condena. Conoció entonces al hermano Gabriel, pinche de cocina y encargado del huerto, que le enseñó el perfume de las flores, el sabor de las habichuelas crudas y la maduración de los tomates.

Gabriel contemplaba cómo Jacob le ayudaba cubriendo sus manos de tierra oscura y blanda, desgarrando zanahorias con el crujir de raíces y llevando cestos de manzanas al almacén.

Una tarde de verano, Jacob y Gabriel, bajo la sombra de un castaño, tomaron fresas templadas, jugosas, y derribaron dos mandamientos y un pecado capital con un incontrolable frenesí que duró pocos minutos. Después, Gabriel huyó avergonzado a la iglesia y se postró a los pies del altar en un llanto terrible sin consuelo. Ya no quiso saber más del prisionero y se encerró en su celda sin comer ni beber durante días, intentando purificar su alma del ardiente amor, infierno en vida. Confesó y se llevaron a Jacob de nuevo como reo a la cárcel.

El monje no logró jamás reponerse, pero al cabo de tres años ya pudo ocuparse del huerto donde las frutas y verduras descoloridas habían perdido el sabor antiguo debido a la salinidad de la tierra. Los viejos cuentan que se debía a que Gabriel lloraba siempre al atardecer, junto al castaño y que las raíces que sobresalían del suelo, hacían de tuberías conductoras llevando el mar lacrimoso en una especie de regadío de lamento.

A los trece años, un nuevo hermano entró en la abadía, ¿Jacob? No se sabe con exactitud porque los viejos irlandeses que relatan leyendas frente a pintas grandes de cerveza, llegados a este punto suelen cambiar de conversación y nunca terminan la historia.

 


 


Etiquetas de esta noticia

ArticulistasEva Borondo
SeccionesAmigos de LarraRincón literario

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Benito - 28/02/2010
Genial. De los mejores que te he leído Eva, por la forma de insinuar sin contar y por el final tan, como siempre, abierto a distintas posibilidades.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.