--> Traición y venganza serie B para un viernes 13<br>Relato literario de Eva Borondo - elseisdoble.com

Lunes, 11 de noviembre de 2019 Edición diaria nº 4.602 Año: 13 Noticias: 34.788 Fotografías: 93.677 Comentarios de usuarios: 108.557
EL SEIS DOBLE
domingo, 11 de abril de 2010
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Traición y venganza serie B para un viernes 13
Relato literario de Eva Borondo

“Sus piernas brillaban bajo el fuerte sol con las gotas de agua que no asimilaba su piel por la película de aceite que la cubría”


Waiting_-reducidaLos domingos literarios


Eva Borondo

 

En un sillón de playa, junto a una piscina de grandes dimensiones, descansaba Samantha, bronceadísima y rubísima de bote. Sus piernas brillaban bajo el fuerte sol con las gotas de agua que no asimilaba su piel por la película de aceite que la cubría, incluso debajo del bikini fucsia y de sus gafas enormes y oscuras.
Mascaba chicle, y lo alternaba, absorbiendo con una pajita un cóctel cargado de vodka y escaso de limón.

Era la hora. Samantha se levantó del sillón y sin abandonar su copa se calzó sus sandalias e hizo malabarismos para abrigarse con una ligera bata de motivos asiáticos.
Luego arrastró sus piernas al interior de la casa y subió las escaleras en un balanceo de sinuosidad etílica.

Richard seguía vivo. Estaba dormido en la cama descansando sus ochenta y pico años, sin que nada lo perturbase. Las pastillas molidas en el zumo no habían sido suficientes.

Samantha volvió a bajar las escaleras maldiciendo con la lengua pesada.

Cogió una taza, porque ya no quedaban vasos y rehizo un nuevo mejunje tóxico para su esposo, subió y le dio de beber abriéndole la boca sin tacto, como a un guiñapo moribundo.

Samantha se lavó las manos en el fregadero y renovó su copa. Buscó la salida a la piscina, pero tropezó con la alfombra carmesí, cayó al suelo y quedó inconsciente.

Cuando despertó era de noche y Richard había tenido suficiente tiempo para recuperarse con un vómito espontáneo del envenenamiento que le había preparado su esposa, a la que miraba ahora con desprecio desde el sillón.


 

 

 


Etiquetas de esta noticia

ArticulistasEva Borondo
SeccionesAmigos de LarraRincón literario

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Karina - 11/04/2010
Pero ella muere? No lo acabo de entender
Sarita - 11/04/2010
Eva... ¡fantástico!
Ricardo - 11/04/2010
¿Violencia de género boomerang? ¿Lo entiendes, Karina?
Miño - 13/04/2010
Efecto boomerang o casualidad? Una cosa es segura: lo merecía. Eva ¿has querdido matar a tu personaje?
Eva Borondo - 17/04/2010
Karina el final es abierto, pero el marido no parece muy contento con lo que ha sufrido.

Sarita, gracias, :)

Ricardo, en efecto, a la protagonista se le volvió la violencia que ejerció en su propia dirección.

Miño, no están reñidos el efecto boomerang y la casualidad. Tal vez es destino ... ¿quién sabe?
No mate a mi personaje. Le cambién el rol que tenía en el relato. Si ella creía que controlaba la situación parece que el destino le jugó una mala pasada.
Todo dependerá ahora de la decisión del marido.

Gracias a todos y perdonad si respondo a veces tarde.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.