--> Estampas y recuerdos de Alzira (118)<br>La otra Venecia - elseisdoble.com


Miércoles, 8 de julio de 2020 Edición diaria nº 4.842 Año: 14 Noticias: 36.551 Fotografías: 96.268 Comentarios de usuarios: 111.921
EL SEIS DOBLE
viernes, 17 de junio de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Estampas y recuerdos de Alzira (118)
La otra Venecia

12.300 pesetas costaron a cada socio cooperativista sus viviendas, que se repartieron en 47 pesetas al mes hasta su total liquidación

 
 

http://www.elseisdoble.com/uploads/image/FOTOS%20FIJAS%20EN%20SECCIONES/Alfonso%20Rovira%20con%20c%C3%A1mara.jpgTodos los seres animales buscan un lugar donde guarecerse y descansar de la vida activa. Las fieras se alojan las cavernas naturales; algunos mamíferos labran en la tierra sus guaridas; los pájaros construyen hábilmente sus nidos; de todos ellos aprendió el hombre la necesidad de construir la casa. Esta sirve para alojarnos, proteger nuestro trabajo, comer y descansar.

Los precios de las viviendas en nuestros días se han disparado y, en algunas ocasiones, ascienden a varios millones de su costo.

Hace muchos años, allá por 1927, un alzireño, Pedro García, que llegó a ser diputado por nuestra ciudad, fundó un grupo de viviendas que nacería bajo el nombre de Cooperativa Hogar Proletario, construyéndose 30 de ellas, denominándose casas baratas, edificándose al este de la población, donde en aquella época se cultivaban árboles frutales en los terrenos de la partida de la Alquenencia, en el camino Colmenar, donde por el tiempo se las conocería por les casetes de Venècia,quizás por su fácil inundación, bien por las lluvias torrenciales o por el desbordamiento del Júcar, al ser uno de los niveles más bajos de la población.

Poca es la información que hemos hallado en el archivo municipal; solamente en dos actas reflejan algo al respecto. En una de ellas la aprobación del dictamen del arquitecto municipal y de la comisión de Fomento, de la instancia de Pedro García, quien, en nombre y representación de la sociedad cooperativa de casa baratas, Hogar Proletario, para que se verifique la construcción sin abono de arbitrios municipales, de conformidad con lo establecido en la vigente legislación de casas baratas. Después, en otra acta de la sesión celebrada el 2 de diciembre de 1929, cuando ya estaba a punto de concluir las obras, se autoriza la instalación por la empresa concesionaria del servicio, Volta, del alumbrado para tres calles transversales y la manzana recayente al camino del Colmenar.

12.300 pesetas costaron a cada socio cooperativista sus viviendas, que se repartieron en 47 pesetas al mes hasta su total liquidación.

Las viviendas disponían de servicio de agua corriente, gracias a los iniciadores que al final del grupo de viviendas perforaron un pozo, hallando agua tras atravesar roca a 50 metros de profundidad. De este servicio dispusieron los vecinos hasta llegar la pantanada que lo dejó inservible y los responsables de la sociedad optaron por donar la maquina al ayuntamiento para cambiar al servicio de agua potable de la red ciudadana de Omnium Ibérico SA.

Pocas son las personas o familiares que quedan en estas casitas de Venecia, que les legaron sus primeros fundadores. Salvador Soria Soler, conocido alcireño en el mundo de las fallas, nació en la misma casita donde vive en la actualidad, un año después de su inauguración; Joan Verdú, pintor alcireño, que tiene su estudio en la misma casa que adquirieron sus abuelos José Sospedra Blay y Maía Cebrián Chornet, y hermano Jorge, actor dramático, viven con sus padres en una de las casas mejor conservadas.

Cuenta Salvador Soria que la adjudicación de estas viviendas fue por sorteo; en una bolsa se introdujeron tantas bolas numeradas como casas habían que iban otorgándose a los cooperativistas según el número extraído al que le correspondía la vivienda registrada con el número oportuno. Así, recuerda que la número 19 le correspondió al presidente de la cooperativa, Antonio Motilla Más, que fue primer teniente de alcalde del ayuntamiento alzireño a principio de la década de los treinta. La siguiente, la número 20, fue adjudicada, también por sorteo al secretario y promotor, Pedro García, vivienda que ha sido derribada no hace muchas semanas.

Constaban estas viviendas de planta baja, un piso y un corral para, en la época que nos estaba refiriendo, poder guarecer el haca i el carro, así como los distintos aperos agrícolas. Hoy sirven de jardín o de garaje de máquinas más modernas que las de los años treinta.

Era domingo, el 8 de febrero de 1930, cuando tuvo lugar la inauguración de la barriada del Hogar del Proletario, compuesta por 30 viviendas en dos plantas, construidas con el auxilio económico de la Caja de Previsión Social del Reino de Valencia, según cuentan aquellos días. Tiene, relataba el cronista, este grupo la especial modalidad de estar destinado a trabajadores del campo, habiéndose cuidado a este particular sus características en forma tal, que constituye un excelente modelo entre los de su clase, toda vez que en dichos edificios quedan perfectamente deslindados la parte de vivienda y la de servicios.

A la inauguración asistió el Presidente del Consejo Directivo de la Caja de Previsión, Marqués de Mascarell, al que acompañaba el entonces Gobernador Civil de la Provincia, señor Hernández Malillo. Una entrañable barriada alcireña, la de Venecia, que ha quedado abrazada después por otras, como las del nuevo parque y la de Sant Andreu, pero que siempre quedará en la mente de la mayoría de los alcireños, como les casetes de Venecia.

Alfonso Rovira 4.09.1994


 

                          
.-000013                                                                                                                          .-000032 

                           
     .-000021                                                                                                                                                             .-000048
                           
.-000052                                                                                                           .-000057




El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.