--> FMI, BM, BCE, CE... ¿Quieren derrocar el capitalismo?<br>Artículo de opinión de Pedro Domínguez - elseisdoble.com

Martes, 12 de noviembre de 2019 Edición diaria nº 4.603 Año: 13 Noticias: 34.788 Fotografías: 93.677 Comentarios de usuarios: 108.560
EL SEIS DOBLE
lunes, 5 de septiembre de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 FMI, BM, BCE, CE... ¿Quieren derrocar el capitalismo?
Artículo de opinión de Pedro Domínguez

“No sé si los líderes son tan estúpidos como para creer que los de abajo podemos cargar con todo el peso de la crisis o son tan listos que tienen un plan secreto que ni siquiera intuyo”

 

Todas estas magnas instituciones internacionales y sus equivalentes nacionales, con la excusa de la crisis, no cesan de presionar a los gobiernos para que reduzcan gastos y flexibilicen el mercado laboral. Con la reducción de gastos no pretenden disminuir las compras de carísimos aparatos militares ni la construcción de aeropuertos inútiles, AVE’s excesivos, urbanizaciones innecesarias, diseños de Calatrava, etc.; ni siquiera se refieren a eliminar la corrupción que nos corroe por doquier, no, simplemente quieren que se recorten y privaticen los servicios públicos, para beneficio y gozo de los grandes empresarios del sector. Y respecto a la flexibilización del mercado laboral, éste eufemismo encubre el abaratamiento y la facilidad para despedir a los trabajadores, junto con la reducción de salarios y derechos laborales.

Según dichas instituciones, con estas recetas neoliberales tendría que resolverse la crisis, sin embargo tras años de ser aplicadas no parece que vaya a ser así, de hecho cada vez estamos peor. ¿Y no fueron estos mismos economistas neoliberales quienes dijeron antes que era necesario desregular los mercados, que ellos solos se bastaban para funcionar bien?

Lo que parecen haber olvidado las grandes instituciones económicas es que el capitalismo funciona porque la población compra continuamente lo que necesita, y a veces más, de manera que si despiden trabajadores (porque se llevan la producción a países más baratos o porque introducen maquinaria más eficiente) y paralelamente reducen los salarios, la ciudadanía consume menos. Si encima reducen los servicios públicos hay más gente que se queda sin trabajo, disminuye aún más la masa salarial y en consecuencia se reduce también el consumo. Así las empresas venden menos, acortan la producción, despiden más trabajadores y sigue disminuyendo el consumo, entrando en una espiral terrible que dificulta cada vez más la recuperación de la economía. Si además los gobiernos dejan que campen a sus anchas los especuladores más agresivos, que ganan apostando contra los bonos o las acciones, y hay opositores que están continuamente asustando al personal con el apocalipsis económico, entonces la gente se asusta y aún compra menos, con un desplome del consumo que puede hacer la crisis irreversible...

Sin entrar ahora en consideraciones éticas (¿es justo que paguemos la crisis quienes no la hemos provocado, ni tenemos suficiente dinero para tapar sus agujeros?) y ecológicas (¿hemos pasado del hiperconsumo al hipoconsumo?), la cuestión es que las medidas draconianas que exigen aquellas grandes instituciones están hundiendo literalmente el capitalismo. Las cosas van tan mal que algunos multimillonarios famosos incluso han pedido a los gobiernos que les suban a ellos los impuestos (en nuestro país no, tal vez aquí no llegan a fin de mes, como la condesa).

En fin, no sé si los líderes del FMI, BM, BCE, CE…, son tan estúpidos como para creer que los de abajo podemos cargar con todo el peso de la crisis o son tan listos que tienen un plan secreto que ni siquiera intuyo, pero el hecho indiscutible es que están llevando el sistema hacia el knock-out. De arriba no parece que vaya a venir la solución, todo lo contrario, y el comunismo autoritario se hundió estrepitosamente hace ya dos décadas, por lo tanto sólo cabe esperar que las organizaciones de base sean capaces de crear algo nuevo, quizás una economía basada en la autogestión, en la federación directa de productores y consumidores.

Pedro Domínguez Gento
 
 


                           
.-000052                                                                                                           .-000057

                           
.-000062                                                                                              .-000068


 

 

 

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasPedro Domínguez Gento
Opinión

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Elucubrante - 05/09/2011
Totalmente de acuerdo.

Estos últimos 3 años han sido una sucesión de ofrendas sin contrapartida alguna a ese feroz coco que tanto miedo nos da llamado "mercados" con las que pretendemos retrasar el momento en el que tengamos que plantarnos y defendernos de el. ¿Hasta cuando vamos a seguir cediendo? Ese coco tiene tanto poder porque hemos dejado que vendan nuestra alma, libertad e independencia endeudando hasta límites insospechados nuestras administraciones mientras nos creemos sus cuentos sobre motosierras y otras sandeces, e incluso nos hemos dejado convencer para endeudarnos a título particular. Nuevamente digo, ¿hasta cuando?

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.