--> La crisis: ¿cómo afecta psicológicamente? - elseisdoble.com


Sábado, 11 de julio de 2020 Edición diaria nº 4.845 Año: 14 Noticias: 36.567 Fotografías: 96.288 Comentarios de usuarios: 111.947
EL SEIS DOBLE
sábado, 10 de agosto de 2013
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 La crisis: ¿cómo afecta psicológicamente?

Depresión, ansiedad y otras patologías en las que maduran el resentimiento hacia la sociedad son las consecuencias directas

 


               .-000180

La crisis: ¿Cómo afecta psicológicamente?

La sociedad española lleva varios años inmersa en plena crisis económica y resulta muy necesario que nos paremos a analizar cuáles pueden ser las consecuencias para las familias que están siendo golpeadas por una crisis sin precedentes.

Sentimientos angustiosos que embargan a cientos de personas a diario como una plaga. Es la factura psicológica de los desahucios. Depresión, ansiedad y otras patologías en las que maduran el resentimiento hacia la sociedad son las consecuencias directas.

La vivienda cumple una función psicológica que tiene que ver con la identidad del individuo. Una referencia enorme donde se tiene una red social. Cuando no se tiene a dónde ir o cuando se pierde la casa es un momento clave en la vida de la persona.

 
Niños

La clave para mitigar los efectos sobre los niños es la comunicación franca y abierta del problema. Igual que al adulto, al niño hay que prepararle en términos adecuados para su edad con ejemplos que pueda entender, con cercanía. Pierde su casa, su colegio, va a un sitio previsiblemente peor o con los abuelos o a una habitación de alquiler compartida. Prepararlos para esto ayuda a mitigar el efecto. Entre los posibles efectos hay un fracaso escolar directo.

 
Adultos

El colectivo más afectado es precisamente el que debería vivir ya en la estabilidad económica, entre los 40 y los 50 años. Educados en el concepto de vivienda como baluarte, lugar seguro e inviolable, el desahucio atenta contra un pilar básico. El proceso es además lento y desgarrador en progresión. Haber recibido la primera notificación del juzgado, saber que no se está al corriente de pago, ir al banco y salir sin más alternativas que perder la casa… Todo este proceso va mermando cada vez más la confianza en uno mismo y en sus capacidades para evitar el desalojo. La tensión y el miedo aumentan. Discusiones paterno - filiales, rupturas de la pareja, padres avalistas que son arrastrados por el deudor… Los costes emocionales son muy elevados.

 
Esta primera etapa es la de negación

La persona o las familias intentan mantener la apariencia, negar la realidad, imaginarse que va a llegar una solución de algún sitio no se sabe en qué momento. Con la pérdida del refugio, la mente inicia un recorrido para protegerse. En esta primera etapa de impacto se produce la negación.

Sus características son: incredulidad, confusión, inquietud, oleadas de angustia aguda, agitación, llanto, sensación de ahogo, respiración suspirante, vació en el estómago, preocupación, pensamientos obsesivos y algunos síntomas físicos como debilidad muscular, temblor incontrolable, perplejidad, mareos y palpitaciones.
En la mayoría de los casos esto se prolonga hasta que el desahucio ya es inevitable.

 
La segunda etapa es la conciencia de la pérdida

A medida que los síntomas y reacciones iniciales pierden gradualmente su intensidad y la persona acepta intelectualmente la nueva situación comienza la segunda etapa. Sentirse desubicado, estrés prolongado, agresividad, impotencia, frustración, hipersensibilidad, trastornos del sueño, miedo…

En esta etapa llena de conflictos surge la culpa real o imaginaria y aparece con sentimientos y pensamientos de “si hubiera…”.

La culpa puede tomar varias formas como auto acusaciones y culpa fantasiosa…

Recapacitar de lo ilógico, que es sentir culpa por algo que no hemos podido cambiar y que hicimos todo lo que pudimos pero no estuvo en nuestras manos hacerlo, disminuirá la culpa y allanará el camino para la resolución de un duelo sano.

 
La tercera etapa es el retraimiento

Aislamiento, impaciencia, fatiga y debilidad, repaso obsesivo, apoyo social disminuido, necesidad de sueño, desesperación, desamparo e impotencia.

 
La cuarta etapa es la cicatrización

El doliente va dejando poco a poco su mundo emotivo y vuelve a tener una perspectiva. Realiza un balance entre lo que ha perdido, lo que le queda y lo que ha aprendido.

Características: reconstruir la forma de ser, retomar el control de la propia vida, disminución gradual del estrés, aumento de energía física y emocional.

 
La quinta etapa es la recuperación y sanación

En esta etapa retomamos el control sobre la vida. Es tiempo de dejar el pasado e iniciar nuevos proyectos de futuro.

Se nos brinda la ocasión de ir al interior de uno mismo y descubrir los recursos profundos, pues el sufrimiento vivido conscientemente es con frecuencia un estímulo para evolucionar y abrirse a los demás; por eso es importante vivir a fondo las cuatro primeras etapas, antes de pasar a la quinta.

 

 

Más información de Centro Psicológico

 
 

 
ESTA ENTRADA NO ADMITE COMENTARIOS
 
EL SEIS DOBLE se reserva el derecho de admitir comentarios en las entradas de su diario digital. Podrán ser omitidos en las noticias de carácter comercial o personal, bien por acuerdo de la redacción, o bien por decisión de las partes implicadas.
 

 
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

Noticias ComercialesUn tema... Un profesional

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Pere Peres - 17/01/2013
ADMINISTRADOR: esta entrada no admite comentarios.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.