--> Paseando por Alzira<br>Artículo de opinión de Marino Baler - elseisdoble.com

Martes, 10 de diciembre de 2019 Edición diaria nº 4.631 Año: 13 Noticias: 34.989 Fotografías: 94.010 Comentarios de usuarios: 108.841
EL SEIS DOBLE
viernes, 2 de octubre de 2009
Clic en la foto para ampliar

Casco antiguo de la ciudad
Ver imágenes de esta noticia
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

 Paseando por Alzira
Artículo de opinión de Marino Baler

“Encontramos todo tipo de calles, unas cumplen su función, otras no y otras solamente a medias. Las cosas son como son y se adaptan según a las necesidades. En general, creo que las calles de Alzira están, en su mayoría, pensadas para los automóviles y no para los peatones”

 

Pensamientos y más cosas


Marino Baler

 

La palabra ciudad es un concepto tan amplio que se necesitarían estudios muy extensos para definirlo. Es imposible abordar para un hombre solo, si tenemos en cuenta la cantidad de saberes que habría que acumular. Una ciudad se puede abordar desde infinitos ángulos que derivan en campos enormemente vastos.

Para hacerlo más sencillo y tratar de sintetizar lo máximo posible el tema que nos ocupa podríamos valernos de las tesis del historiador francés Pierre Lavedan, cuya descripción hace que sea posible entender el concepto de ciudad sin demasiadas dificultades.

Para Lavedan, la ciudad era un continuo movimiento espacio-temporal que hacía que siempre estuviera evolucionando. El trazado de sus calles, plazas, edificios no era más que fruto de esa evolución que se adaptaba a la situación en concreto, sin pensar en nada más. Únicamente hay dos elementos que permanecen inalterables, como son el emplazamiento y la situación, lo demás es mutable. Así pues, la ciudad es una especie de elemento abierto en el que cada uno de los elementos que se yuxtapone modifica los distintos elementos.

He pretendido, con esta introducción, tratar de crear una idea para aplicarla a, en este caso, Alzira. Si hace unos días comentaba mis razones de por qué esta ciudad tiene ciertas formas y la influencia del río sobre ella, en esta ocasión se trata de analizar el contenido de ciertas partes de ella. Evidentemente, hacer un estudio urbanístico sobre ello requeriría mucho tiempo y espacio, por ello trataré de centrarme en elementos sencillos que no pasen desapercibidos.

No creo que haga falta ser un experto en la materia para analizar ciertas cosas, simplemente observación. Podemos caminar por las calles y darnos cuenta de todo ello. En Alzira se dan las mismas características que en cualquier ciudad y caminando por ella podemos entender lo que nos rodea poniendo un poco de atención.

Alzira ha ido modificándose según el paso del tiempo y las necesidades del momento. No ha tenido un crecimiento uniforme y seguido sino que, más bien, se han ido añadiendo a ella núcleos distintos de población hasta formar el actual conjunto. Por ejemplo, el barrio de L’Alquerieta estaba separado de la ciudad y fue en la década de los sesenta cuando empezó a crearse el nexo, por eso se observan diferencias constructivas entre las antiguas casas de este barrio y el trazado de sus calles con los demás de Alzira.

Observando esto último, sin fijarnos en los edificios que componen las manzanas, nos encontramos de todo tipo. Es importante tener en cuenta que una ciudad se hace acogedora cuando no crea dificultades a la gente que en ella vive. Cuando todo lo que en ella confluye lo hace con la suficiente cortesía como para no alterarse demasiado entre sí. Las calles son ocupadas por dos tipos de elementos: los vehículos y las personas. Cuando entre estos se produce una armonía, podemos decir que las calles cumplen plenamente su función.

En Alzira encontramos todo tipo de calles, unas cumplen su función, otras no y otras solamente a medias. Esto no es problema de ningún político. Las cosas son como son y se adaptan según a las necesidades. En general, creo que las calles de Alzira están, en su mayoría, pensadas para los automóviles y no para los peatones. La mayoría de sus calles no disponen de aceras suficientemente anchas mientras que la calzada es lo bastante amplia como para que un coche pueda aparcar en doble fila y puedan seguir circulando coches sin problemas. Hay aceras en las que apenas cabe una persona, otras en las que si se cruzan dos personas una de las dos ha de bajarse. ¿Quién no ha bajado nunca de la acera para permitir el paso? No digamos si quien pasa es una mujer con carro de la compra, carro de bebé, una persona anciana o con silla de ruedas. No, en la mayoría de casos, las calles de Alzira no están pensadas para todos las que las usan. Primero se pensó en los vehículos y luego en los peatones. No es esta ciudad un lugar tranquilo y cómodo por el que pasear sin tener que preocuparnos del momento en que tendremos que interrumpir nuestro recorrido para dejar pasar a otra persona. A la hora de desarrollar el trazado urbano se tendría que haber pensado en todo eso.

 

En Tulell, por ejemplo, ocurre el caso inverso. Aceras lo suficientemente anchas como para poder transitar sin problemas pero calles estrechas en las que apenas se puede aparcar. Si tenemos en cuenta que allí iban unas 6.000 viviendas, poniendo una media de un vehículo por vivienda ¿Dónde se iban a alojar todos los vehículos? Lo ocurrido allí ha sido un elemento inverso a lo ocurrido en el resto del pueblo, simplemente no se ha pensado en los vehículos ¡Y no será por espacio! Aunque bueno, algún rendimiento (económico) le querrán sacar a los garajes construidos debajo. Es una pena que se haya priorizado antes los intereses de las promotoras que el beneficio y comodidad para los habituales usuarios. La zona de Tulell, acabarán vendiéndola por parcelas y haciéndola zona residencial, otra solución a corto o medio plazo no creo que haya si quieren quitarse el problema de encima.

También se podría hablar de las plazas, de las calles que confluyen a ellas, de la influencia de ciertos edificios. Por ejemplo, las iglesias. Antiguamente alrededor de las iglesias giraba toda la vida de un pueblo. La gente se agolpaba alrededor de ellas, por lo que el espacio donde estaban debía ser amplio. Actualmente no ocurre lo mismo. Las iglesias están en las calles, con el inconveniente que eso conlleva. Por ejemplo, cuando se celebra una boda, entierro o cualquier otra ceremonia en San Juan la gente ocupa la calle e impide el paso normal de vehículos o peatones que nada tienen que ver con el acto celebrado. Así todas o la mayoría de iglesias y eso supone un incomodo. Opino que la labor de un arquitecto no es construir solamente el edificio. También tiene que analizar el entorno del mismo para que éste se adapte lo más fielmente posible. Se trata de no romper totalmente con el entorno y pensar que aquello tendrá un uso, de mirar por el interés y la comodidad de la gente que lo usará. Arquitectura no solamente es proyectar.

Como decía al principio, tratar de hacer un estudio urbanístico de la ciudad es muy complicado por la cantidad de campos que habría que abordar. No solamente está el asunto de las calzadas y aceras (que se podría haber ampliado más en este apartado). Cada cual puede hacerlo observándolo todo y después realizar un ejercicio fiscalizador que le permitirá tener un criterio propio sobre las cosas que le rodean. Me gusta recomendar mirar hacia arriba, levantar la vista y observar. Incluso los lugares por los que a diario pasamos nos parecerán distintos. Tendremos un nuevo mundo por descubrir. Hay más cosas por encima de los ojos. 

 

 

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Fausto - 02/10/2009
Se han dado cuenta que en la peatonalizacion de Santa Catalina, F. Blasco y adyacentes se han utilizado hasta cinco modalidades de pavimento, desde el mas oscuro al mas claro, pasando de brillo en F. Blasco a mate en calle Costa. Ya podian haberlo comprado todo de la misma tienda y asi no daria el pegote
Anònim - 03/10/2009
La foto 1 es preciosa, però Fausto amb façanes tan boniques que tenim a La Vila, anem mirant cap amunt com diu Marino i no mirant cap a terra, tranquil que amb el temps, uns 15 ó 20 anys s'iguala.
MC Quique - 11/10/2009
La verdad es que la fotografía 1 es preciosa, ¿quien es el autor?
Respecto al artículo, yo creo que en su día no habrían ni aceras en la mayoría de calles de Alzira y si que recuerdo, que durante mi infancia se construyeron muchas aceras (durante alcaldías de Paco Blasco), la mayoría de ellas exageradamente altas y sin accesos para discapacitados, o más bien pésimos (con elevada inclinación y resbaladizos).
También sería importante hablar de lo que han variado los medios de transporte: de los viejos caballos y carruajes (que se guardaban en las casas del casco antiguo de nuestra ciudad (por lo que hace más probable la inexistencia de aceras) a los actuales automóviles, que además también han aumentado de manera exagerada y totalmente desproporcionada, el número de los mismos.
Con lo que resumidamente quiero decir, es que por ejemplo la calle Mayor Santa María hasta Correos, por ejemplo antes era transitable, hoy por la cantidad de vehículos que transcurrirían por ella, sería insoportable el transito que tendrían que soportar.
Canonieri - 11/10/2009
Nuevamente fallas al hablar de Tulell, y ya va siendo costumbre porque vuelves a escribir de Tulell sin documentarte. En el bulevar de Tulell ya hay un parkin subterraneo construido de 1.400 plazas de aparcamiento, a lo que habrá que añadir lo que se construyan en el subsuelo de los edificios y que el plan general obliga a uno por vivienda, a los que se añadirán los que haya en la calle, los del polideportivo Jorge Martínez Aspar que ya están disponibles (junto a la rotonda del misil), más el parkin subterraneo de la plaza Generalitat (que también es Tulell), y los que se construirán en la parcela junto a la pasarela que atravesará el rio que está previsto construir a espaldas de la rotonda de los reyes magos (en superficie, abundantes y gratuitos)... por lo que plazas de aparcamiento abrá más que de sobra en Tulell. Y toda esta información ha estado a disposición de todos aquellos vecinos que nos hemos interesado por nuestra ciudad hasta tal punto que durante unos años ha estado la maqueta de la zona de Tulell en la entrada del Ayuntamiento, con la que tropezabas casi por obligación. Por no hablar de las iglesias, que en la década de lo cincuenta se construyeron tres nuevas parroquias para dar servicio a los feligreses de las nuevas zonas (y no alrevés), aunque ese es otro tema.
Benito - 12/10/2009
En fin, desconocía que había licenciaturas llamadas Tulell... y otros temas.
Anónimo - 12/10/2009
La zona de Tulell no acabará vendiéndose por parcelas porque los terrenos han sido muy caros, los pocos que no se vendieron a constructoras y quedan a la venta valen entre 3 y 6 millones de euros... un poco caros para hacer adosados.

O sea que más de uno que compró campos a precio de saldo hace 30 años y ya han vendido sus terrenos a constructoras, por fin han pegado el pelotazo.
anónimo - 12/10/2009
Buen comentario señor Canonieri, se nota que entiende del tema.
Anónimo - 12/10/2009
La verdad es que es un gran artículo.
Canonieri - 13/10/2009
No, no hay licenciaturas llamadas Tulell, ni llamadas Alzira, ni tampoco llamadas qué debes hacer antes de escribir sobre un tema. Lo que sí que te enseñan en todas las carreras se llamen como se llamen y con independencia que sean licenciaturas, diplomaturas, ingenierías o grados, es que hay que documentarse acudiendo a las fuentes de conocimieto como son las bibliotecas, los archivos, las bases de datos, los diarios oficiales... con independencia del tema de que trates.
Respecto al comentario del antepenúltimo anónimo, decirle que lo que plantea de costruir adosados o dividir los solares (y que también deja entrever el articulista) en las parcelas de Tulell, no es posible con la normativa urbanística en la mano, siendo obligatorio que lo que se construya sea lo que señala el plan general que en este caso son fincas de más de veinticinco pisos. Incluso resulta imposible partir las parcelas, siendo obligatorio construir con los volúmenes señalados en el plan para cada una de ellas. Cuestión diferente es que esto con la situación económica actual se pueda llevar a cabo en un corto o largo espacio de tiempo o que nos guste más o menos lo que allí se va a construir, que todos tenemos una opinión creada y todas ellas son respetables. Reconozco que es un tema complicado y difícil de esplicar en pocas palabras, pero entiendo que siempre hay que ser riguroso, o por lo menos intentarlo
Benito - 13/10/2009
Veo que no has acabado de entenderlo, en fin dejémoslo ahí.
Respecto al P.G.O.U. no es infalible, no sería la primera vez que se cambia dependiendo de las necesidades (u otros intereses). Se entreve en el artículo, es cierto, pero no se dice que esa sea solución se tenga que tomar ahora. Cada uno que estime los tiempos que crea conveniente. La legislación urbanística hay que cogerla siempre con papel de fumar.
Canonieri - 14/10/2009
Benito, como siempre acabas igual diciéndonos a todos el "veo que no lo acabas de entender", tengo claro que no es un problema de mi capacidad de entender, sino de la tuya de expresarte. Así que háztelo mirar. Y respecto a tus comentarios sobre urbanismo, demuestras tener una inmensa ignorancia en la materia y por eso lo vamos a dejar, como tu dices.
Benito - 14/10/2009
Sí, Canonieri, sí, tienes razón y yo no sé nada de urbanismo, el experto eres tú... En fin, me voy a pasear por la orilla del Guadalquivir mientras lo medito...
Canavaro - 14/10/2009
Canonieri, creo que no te has leído el artículo o que tienes algo contra Benito. Yo voy a opinar: Benito... ¡un diez!
A.G. - 15/10/2009
El problema del artículo es que quiere decir pero no dice y encima se engañó en lo de Tulell, por que además Tulell tiene aceras más bien estrechas, aceras anchas son las de la avenida Santos Patronos o Luis Suñer. Por lo demás está muy bien el artículo.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.