--> Cómo mejorar la comunicación con un enfermo de alzhéimer - elseisdoble.com

Viernes, 30 de octubre de 2020 Edición diaria nº 4.956 Año: 14 Noticias: 37.264 Fotografías: 97.239 Comentarios de usuarios: 113.205
EL SEIS DOBLE
lunes, 7 de septiembre de 2020
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Cómo mejorar la comunicación con un enfermo de alzhéimer

El buen humor, la calma y la paciencia serán nuestras mejores armas

 

._000739

Con el Alzheimer la habilidad para comunicarse disminuye de forma progresiva pero imparable y esto origina uno de los problemas más frustrante y complicado a los que se enfrentan los familiares y las personas que cuidan esos enfermos.

Según avanza la enfermedad, la pérdida de lenguaje junto con la dificultad para concentrarse hacen que el discurso del enfermo sea cada vez más inconexo y en muchas ocasiones vacío de contenido.

En su fase leve, el enfermo empieza a tener dificultades para encontrar algunas palabras o recordar el nombre de algunas personas.

En la fase moderada, la alteración del lenguaje ya se hace más evidente y se traduce en una mayor pobreza en el vocabulario y en la velocidad de dicción. Poco a poco el enfermo irá perdiendo la iniciativa a la hora de hablar.

En la fase grave, el lenguaje se reduce a unas pocas palabras, llegando hasta la pérdida total del habla.

Además, el deterioro del habla en esos enfermos va casi siempre unido al menoscabo de la capacidad de comprender lo que se les dice y todo ello hace que la comunicación se vuelva cada vez más dificultosa. Sin embargo, existen pautas sencillas de seguir que nos ayudarán a mantener contacto con ellos, siempre desde la comprensión, la empatía y sobre todo el cariño.

Para comunicarnos bien con un enfermo de alzhéimer primero tenemos que cuidar el contexto de la comunicación. Tenemos que escucharle con atención, manteniendo el contacto visual y siendo paciente. Crear el ambiente adecuado requiere tranquilidad, es mucho mejor que no haya ruidos ambientales como radio o televisión, es preferible también estar cerca físicamente de la persona y no moverse mientras hablamos. Transmitir tranquilidad y seguridad con nuestro lenguaje corporal es esencial. Aumentaremos el uso de los gestos, las expresiones faciales y el tono de voz.

Es importante que iniciemos nosotros la conversación, hablando despacio y vocalizando bien.

Reformularemos las preguntas si no han entendido bien el mensaje, modulando el tono de nuestra voz y riéndonos juntos de los malentendidos.

El buen humor, la calma y la paciencia serán nuestras mejores armas.

Nunca debemos reñirles, gritar o infantilizarles porque no comprenden lo que estamos diciendo.

Nuestros mensajes tienen que ser caros, sencillos y cortos.

Eso quiere decir que las frases nuestras no deben contener muchas informaciones. Por ejemplo, es contraproducente decirles:

“Después de merendar iremos a dar un paseo por la calle aprovechando que hoy ha salido el sol.”

Es mucho mejor decir:

“Ahora vamos a merendar”, después “Ponte el abrigo” y “Vamos a pasear”

De igual modo, tenemos que hacer preguntas concretas y no abiertas. Si le decimos ¿Qué te pasa? ¿Qué quieres hacer? O ¿Te apetece beber algo?, es muy posible que no sea capaz de contestarnos.

¿Estas bien?, ¿Quieres ver la tele? O ¿Quieres un zumo? Son preguntas sencillas de entender y al que podrá contestar con un simple si o no.

Si hacernos entender es importante, no lo es menos ayudarles a expresarse.

Para ello tenemos que escucharlos con atención, darles pistas cuando no encuentran la palabra adecuada, sin hablar por ellos, ni corregirles. Sólo les ayudaremos cuando se quedan bloqueados. Tienen que sentir que intentamos entender lo que quieren decir con paciencia y cariño.

Tampoco es bueno que hablemos de ellos como si no estuvieran presente, lo perciben y eso les provoca frustración y desconfianza.

A menudo tampoco sabemos muy bien cómo reaccionar cuando lo que nos dicen carece de sentido o repiten de manera incesante la misma frase o pregunta. Lo primero es no recalcar sus errores, discutir y perder la paciencia, no son conscientes de lo que dicen o de sus repeticiones. Debemos intentar distraerles o desviar su atención introduciendo otro tema de conversación, cambiando de actividad o su entorno físico, sentarnos si estamos de pie, cambiar de habitación...

Sabemos que comunicarnos con un enfermo de alzhéimer casi siempre va a ser difícil en las fases avanzadas de la enfermedad, pero en Edades Alzira esperemos que esa pequeña guía les sea de utilidad.

Edades Alzira

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

Noticias ComercialesProductos, reseñas...

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

uno - 07/09/2020
Muchísimas gracias por estas útiles puntualizaciones. Es bueno saberlas, estudiarlas, y recordarlas porque no sabemos en qué momento las podemos necesitar o ayudar a alguien. Gracias, de nuevo.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.