--> Entre colas y cacerolas<br> Artículo de opinión de Xavier Cantera - elseisdoble.com

Jueves, 22 de octubre de 2020 Edición diaria nº 4.948 Año: 14 Noticias: 37.198 Fotografías: 97.160 Comentarios de usuarios: 113.067
EL SEIS DOBLE
martes, 26 de mayo de 2020
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Entre colas y cacerolas
Artículo de opinión de Xavier Cantera

Mientras unas personas protestaban luciendo sus alhajas, otras las empeñaban para poder comer


._000749

 

Una opinión más

----------------------------------------------

Xavier Cantera 

 

Mientras unas personas se manifestaban contra el Gobierno, otras hacían colas para poder comer. Unas tenían tiempo para salir a las calles y otras, si no llegaban a tiempo, no recogían la bolsa de alimentos. Unas no tenían miedo a contagiarse no guardando la distancia física, otras guardaban la distancia, aunque la cola diera la vuelta a la manzana. Unas llevaban banderas, otras los carros de la compra o bolsas. Unas gritaban pidiendo pasar a la fase 1, otras, silenciosas, pedían algo para comer. Unas paseaban sus lujosos coches alarmando, otras arrastraban el coche del bebé con lágrimas de hambre. Mientras unas protestaban luciendo sus alhajas, otras las empeñaban para poder comer. Mientras unas se concentraban sin guardar la distancia física, otras trabajaban en los hospitales para alejar de nosotros el virus.

Hay desigualdades, no se las inventa nadie. Menos mal que hay una gran mayoría que cumple las medidas del estado de alarma, utiliza las cazuelas para hacer comida y repartirla entre  las familias en paro, aporta bolsas de alimentos a las ONG y hay mucha gente que trabaja desde casa o desde los hospitales o desde los servicios esenciales. Aún hay una gran mayoría que sigue luchando contra el virus y haciendo más llevadero el confinamiento.

También hay dos maneras de gobernar. Si quienes gobernaron durante 25 años la Comunidad de Madrid y su Capital no hubieran reducido la sanidad pública, si no la hubieran convertido en un negocio lucrativo para sus amigos así como las residencias de personas mayores, unas personas no hubieran estado confinadas durante tanto tiempo ni las otras harían colas para poder comer. ¿Dónde estaban las primeras cuando privatizaban la sanidad, la educación y los servicios sociales especializados? Claro, entonces eran partidarias de las privatizaciones lucrativas por si algo les tocaba. Las segundas formaron parte de las mareas blancas en la columna del sur o en la del sureste o en la del norte que, en aquellos días, llegaron desde todos los barrios de la capital y de la provincia. Ahora tienen la suerte de recibir la solidaridad de las ONG que reparten comida, de gozar de la generosidad de muchas personas anónimas que llenan las dispensas de los comedores sociales, pero sobre todo, les ha llegado el tiempo, no digo de las bacas gordas, pero sí de la protección de un Estado del Bienestar con un Gobierno de Coalición Progresista que, además de tomar medidas, que si el lector no las conoce a estas alturas es que no las necesita, de lo cual me alegro, pero que  no son  para salvar  bancos sino para que nadie "se quede atrás" como, por ejemplo, mediante la aprobación del cuarto pilar del Estado del Bienestar: "la ley del  ingreso mínimo vital",  para cerca de un millón de hogares. Esta ley, junto con la de la Dependencia, son las dos formas más equitativas y justas, creadas en este último quindenio democrático, de repartir la riqueza entre la ciudadanía vulnerable. Las dos tienen la marca de la izquierda socio- podemita.

 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.  

  

 


._000725

._000739
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasXavier Cantera
Opinión

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

bernaet - 26/05/2020
El malo siempre es el otro Partido vamos qué la ruina qué nos trajo el Presidente señor Zapatero la culpa también la tiene que el PP hiciese recortes como no iba hacerlos si los socialistas siempre traen hambre y piojos y si no ahí está el ejemplo hay que ver las colas del hambre parece tiempo de posguerra, una verdadera pena, habrá que ver como el partido socialista y sus amiguitos arreglan este desaguisado, y de los muertos hablaremos otro día porque es para llorar.
Luis - 26/05/2020
xxxxxxxxxxxx, a quién ves protestando con las alhajas, de eso ya ha pasado muchos años, ahora protestan lo que no tienen y si tienen alhajas, ahora poseen mas alhajas los de izquierda que los de derecha, yo soy de derechas y no tengo un chalet en Galapagar
alziro - 26/05/2020
El Sr. Cantera ignora, entre otras muchas cosas, que mucha gente que hace cola para pedir comida es la que ha protestado, protesta y protestará contra este gobierno del bulo y de la ruina. Que les pregunte el Sr. Cantera a las más de 30.000 familias destrozadas por la pésima gestión del gobierno dónde queda el Estado del bienestar. Tampoco se acuerda el Sr. Cantera que el primero en hacer grandes recortes en sanidad a nivel estatal fue Zapatero en 2008.
En fin, qué puede salir de alguien que dijo en su momento que tener menús especiales en los colegios públicos era equiparable a los que tienen un menú especial por motivos médicos. Aún estoy esperando que sus colegas vividores de UGT y CCOO salgan a las calles protestando porque a miles de sanitarios aún no les han hecho el PCR y siguen sin material de protección decente.
pp - 26/05/2020
Basta con asomarse a cualquier medio de comunicación, darse una vuelta por la calle asomarse al balcón cualquier día del año y a cualquier hora, para percatarse de lo mentirosos malas personas que son estos progres camuflados con piel de cordero que son los políticos que tenemos gobernando (productores de pensamiento único) de moda se acogen a razones económicas aunque la camuflan con una verborrea humanitaria tan canalla como falsa. La cuestión es simple, saben perfectamente que las poblaciones se hacen viejas y que eso significa un obstáculo al crecimiento económico (menos movilidad laboral, menos ahorro, menos capacidad para acomodarse a los avances tecnológicos, menos iniciativas…), un mayor gasto social (sanidad, pensiones,…), por ello admiten como “rentable” la llegada de gente de fuera, pero de forma controlada, o descontrolada les importa un pimiento, de ahí la necesidad de esas leyes de extranjería que acomoden el proceso a lo estrictamente necesario desde el punto de vida económico para ellos. La población inmigrante aporta muchas ventajas a la economía que la recibe: Disponibilidad de una mano de obras para aceptar condiciones laborales y de vida peores (salarios, jornada, movilidad, legalidad, etc.) que las que aceptan las poblaciones propias. Sin embargo saben que un número muy elevado de gente sin ese control policial acompasado con las necesidades económicas, daría lugar a un engrosamiento de la marginalidad y de las cargas sociales, que junto al propio desempleo de parte de la población local y las diferencias culturales de unas y otras poblaciones, sería una mezcla explosivagnitud El umbral de la miseria. ¿Cientos de ESPAÑOLES a día de hoy malviven por debajo de los niveles más estrictos de supervivencia, o sea, mueren a cámara lenta han perdido sus trabajos viviendas ect ect. ¿Como ya no son (jóvenes) no tiene la oportunidad de poder trabajar o poder conseguir trabajo digno.
Eugenio - 26/05/2020
No vale la pena discutir las chorradas de un maniqueo.
Hoy lo que creo necesario es agradecer a la Guardia Civil, y al resto de Fuerzas del Estado el gran trabajo que realizan, y pedir la dimisión de Marlaska y Sanchez
Indisnado - 27/05/2020
"Unas paseaban sus lujosos coches alarmando, otras arrastraban el coche del bebé con lágrimas de hambre".

Un poco de historia. En 1940, Ernest Bevin, ministro de Trabajo británico comenzada la segunda guerra mundial, solicita a Beveridge una serie de recomendaciones acerca de la seguridad social, que hasta ese momento se había desarrollado sin la coherencia ni el rigor necesarios.

El informe, " al Parlamento acerca de la seguridad social y de las prestaciones que de ella se derivan", se hizo público en noviembre de 1942. Preconiza este informe que todo ciudadano en edad laboral debe pagar una serie de tasas sociales semanales, con el objetivo de poder establecer una serie de prestaciones en caso de enfermedad, desempleo, jubilación y otras. Beveridge opinaba que ese sistema permitiría asegurar un nivel de vida mínimo por debajo del cual nadie debe caer. Para convencer a los conservadores escépticos, Beveridge explica que la asunción por parte del estado de los gastos de enfermedad y de las pensiones de jubilación permitirá a la industria nacional beneficiarse de aumento de la productividad, y como consecuencia, de la competitividad.

En 1944, publicó una segunda obra que se conoce a veces con el nombre de «segundo informe Beveridge» en el que declara que la puesta en marcha de un eficaz sistema de protección social exige una situación de pleno empleo. En este punto sus ideas progresistas convergen con las de otro economista británico, John Maynard Keynes.

Al terminar la guerra en 1945, el Partido Laborista gana las elecciones al primer ministro saliente, el conservador Winston Churchill. El nuevo primer ministro anuncia entonces la puesta en marcha del Estado del Bienestar, tal y como había sido definido en el primer informe Beveridge de 1942.
--------------------
Necesidad de pleno empleo y necesidad de unas pequeñas tasas a pagar para lograr el estado del bienestar. Seguridad social y educación gratuitas. Pleno empleo y manifestado por los propios progresistas británicos.
¿Qué tipo de progresismo nos encontramos? Una jornada laboral de 40 horas semanales en muchos casos en condiciones casi de esclavitud.

En España en enero de 1919, varios oficinistas vieron cómo La Canadiense, la empresa eléctrica de Barcelona, les reducía sus sueldos. Iniciaron una protesta y fueron despedidos. Sus compañeros se solidarizaron comenzando una huelga, que consiguió detener totalmente la actividad de las compañías eléctricas. El paro tuvo una duración de 44 días, convirtiéndose en una huelga general que detuvo el 70% de la industria de la región.
Finalmente, se atendieron las reivindicaciones de los sindicatos, entre las que se encontraba el establecimiento de la jornada laboral de 8 horas.

Desde tan temprana fecha la jornada laboral ha sido de 8 horas y no se ha avanzado nada. Redistribuir las horas laborales es una cuestión. Hay gente sin trabajo y gente matándose a trabajar. No se genera suficiente carga de trabajo para emplear a todos.
Pero no., Un progresismo de pacotilla anuncia el salario mínimo vital. Eso implica un absurdo. Gente en su casa cobrando sin trabajar y otros que trabajan 8 horas perdiendo parte del sueldo para cubrir los impuestos necesarios para sufragar tan fantástica idea.
¿No sería más lógico bajar las horas de trabajo obligatorias? Así en un principio con carácter voluntario se podría compaginar mejor la vida laboral y familiar de todos. Ganarías menos, pero trabajarías menos. La gente tendría más tiempo para vivir con su familia.
Son más de 100 años con la jornada de 8 horas. Está claro que al final todos tenemos que vivir y necesitamos trabajar para acceder a un salario. Pero no es necesario que si gozamos de salud se nos de como una limosna.
Esa es la diferencia de progresismos.
Hay un progresismo que nos lleva al abismo. El progresismo de taberna. El que se dedica a criticar las excentricidades de los ricos. Da dinero a todo y a todos. Gasta en fastos fatuos el dinero de todos para nada. Manteniendo la diferencia entre la gente que trabaja y la que no tiene puesto de trabajo. Eso es insostenible.
Señor Cantera. No me asustan los ricos que se manifiestan, con cuello blanco, no me quita el sueño. Si no ponen en peligro a los demás acudiendo en sus coches. Me asustan los que no se manifiestan por no haber percibido el famoso ERTE. Me asustan los que se han quedado sin empleo y sin fuentes de ingreso. Esos si hacen sonar sus cacerolas el suelo temblará. Me asustan los que creen en las promesas y ven a sus hijos y familia pasar hambre sin percibir NADA. Me asustan los que por vergüenza no acuden a por comida. Me asustan los que frente al hambre se ven obligados a la imprudencia, a la enfermedad y a la muerte. Me asustan los que caen en el delito por poder comer y sobrevivir. Porque el del coche tiene clínica y respirador privado. Pero el que no tiene dinero ni trabajo ese si que está perdido. A ese se le han prometido muchas cosas que creo que no se cumplirán.
Como Rodriguez Zapatero prometíó las ayudas a la ley de dependencia que nunca hubo dinero para sufragar. Ahora la promesa es más ambiciosa y el gasto mayor. ¿Volveremos a caer en la misma trampa? Me gustaría un progresismo realista. No un progresismo de fantasía que a todos nos lleva al abismo.
sepionet - 27/05/2020
El señor Cantera siempre tiene excusas para con los suyos y todo lo arregla contraponiendo, ahora utilizando lo de las "alhajas" y lo de los "empeños". Demagogia pura y barata. Javier que ya nos conocemos .
Hasta els - 27/05/2020
Estic hasta els collons! Estem hasta els collons! Tota la gent estem hasta els collons de tant d'aguantar de tot, i no tenim casi ànim per vore lo que estàn fent estos politicuchos de ....., que no saben només que insultar-se. Un pòc de serietat per favor,que la situació es molt greu i també respècte als morts, Serà posible quina panda! Esperem que la còsa millore i estos cafres que tenim també milloren. Salut per a tots!
xavier cantera - 27/05/2020
Perdón por el error: "vacas gordas"

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.