--> Estampas y recuerdos de Alzira (114)<br>Manuel Just, un médico con ojo clínico - elseisdoble.com


Lunes, 6 de julio de 2020 Edición diaria nº 4.840 Año: 14 Noticias: 36.544 Fotografías: 96.263 Comentarios de usuarios: 111.900
EL SEIS DOBLE
martes, 26 de abril de 2011
Clic en la foto para ampliar

Manuel Just
Ver imágenes de esta noticia
1

 Estampas y recuerdos de Alzira (114)
Manuel Just, un médico con ojo clínico

Un hombre con facetas literarias y humanas

http://www.elseisdoble.com/uploads/image/FOTOS%20FIJAS%20EN%20SECCIONES/Alfonso%20Rovira%20con%20c%C3%A1mara.jpgCiencia y hombre mueren; al bohemio poeta se lo lleva el alma donde más lo quieren, donde la paz está quieta y todo es dulce calma... Salve a ti doctor y poeta; salve a ti, pobre y señor; salve a ti, alma soñadora. Alzira te llama y se inquieta. Alzira abraza tu inmenso dolor. Alzira te llora, te llora, te llora...Llora al amigo, al hermano y al doctor.

               

Es extracto de las rimas dedicadas al ilustre alcireño Manuel Just, que escribió Juan Bautista Caballero unos días después de su fallecimiento, el 9 de Mayo de 1964, en la revista Alzira-Cartelera.

Alcireños ilustres como el doctor Just nacieron en la barriada de la Vila de nuestra ciudad. Vino al mundo don Manuel en la casa número 10 de la calle Santa Lucia, en los últimos meses del siglo XIX. Alumno aventajado de los PP Escolapios en su niñez y pasando poco después al colegio de los PP Jesuitas de la capital de provincia, obteniendo el título de bachiller a los 17 años; seguidamente ingresó en la Facultad de Medicina de Valencia, doctorándose a los 24 años, pasando a continuación al cuerpo médico militar desarrollando su misión en la guerra de Marruecos en la segunda década del siglo XX.

De su estancia en Torreblanca, en la provincia de Castellón, 14 años, como médico de asistencia pública domiciliaria, desempeñó al mismo tiempo el cargo de juez municipal.

Insigne poeta dejó escritas infinidad de obras, dedicando especial predilección a nuestra lengua vernácula. Obtuvo muchos galardones, como el de los juegos florales de Benimaclet en 1932; en Torrent conseguiría el premio extraordinario en esta especialidad; la Viola d'Or en los celebrados en Alzira en 1935, con motivo de la conmemoración del centenario del nacimiento de San Bernat y en 1958 en los organizados por la Cofradía de Nuestra Señora de la Murta. Escribió obras de teatro y zarzuela; El fracasat, Picá d'avespa, Nit de trons y la zarzuela La que iba a la verbena, a la que puso música el maestro alcireño Juan Magraner. Aquel año, 1948, era fallera mayor de la comisión El Mercat, Ana Magraner, su hija, estrenando en el Gran Teatro la referida zarzuela con el barítono Antón Navarro. Los coros estaban formados por miembros de la falla. Dio principio la obra y al poco tiempo comenzó a diluviar. Nunca sabremos si fueron las condiciones climatológicas o los cantos de los que formaban el coro que eran poco agraciadas; lo malo es que las nubes descargaban tanta agua que comenzaron a haber goteras en el teatro, teniendo que soportarla los espectadores en los palcos con paraguas abiertos. En uno de los momentos cruciales de la obra en que el coro iba in crescendo sonó un gran trueno al tiempo que se cortaba la luz eléctrica, motivo por el cual la sesión fue suspendida terminando como el ball de Parra, xopanse hasta la moma.

Pero el metge no se desanimó y siguió escribiendo. Así colaboró en llibrets falleros de Alzira y de la capital, obteniendo primeros premios. Participaba incansable en las emisiones falleras que se emitían en Radio Alzira y en una ocasión que había recibido el encargo de una falla confeccionar el guión para la misma se presentó en el estudio de la Plaçeta sin ningún papel escrito, desarrollando improvisada la emisión fallera, obteniendo el primer premio del concurso que patrocinaba la Junta Local Fallera. Por otra parte escribió las letras del Himno a Alzira y els gojos a la Mere de Deu de la Murta.

Su pluma era de una sátira muy fina. Colaboró con sus versos en cuantiosos monumentos falleros. Por ejemplo de la falla el Mercat del año 1955, que diseñó y construyó el recientemente fallecido Ricardo Fluixá sobre una idea del doctor Just. Era una falla sin ninots. El motivo: Artesanía alarbadera i marroquinería animal. En el remate un colleró de caballería sobre su aparejo y la base de la falla una gran cuadra; en una figurada pared sobre el piso colgaban anillas y debajo de ellas un espejo... no necesitaba más comentarios.

El doctor Just, en su vida profesional, médico de la Seguridad Social, tenía pacientes en las barriadas extremas de la ciudad, les Barraques y l'Alquerieta, trayectos que cubría en su bicicleta. Cuentan que tenía una capacidad de convicción en sus conversaciones con el enfermo que, al terminar la visita, había hecho más efecto sus palabras que la propia medicina. Su ojo clínico, por relatarles alguna anécdota, era decisivo. Una vez fue a visitarle un paciente que aseveraba sentirse mal. Nada más verle, con sus entrecortadas palabras, ya que sufría un poco de tartamuedez, le dijo: afeitat el bigot. El paciente se estaba tiñendo el bigote por lo que se iba intoxicando por inhalación. Llenaríamos muchas cuartillas contando anécdotas del doctor Just.

En su familia hubo personajes que destacaron; un antepasado, Antonio Just de Ridaura, fue coracero mayor del emperador Carlos V en Alemania y al regreso a la patria fue nombrado Mayorazgo de los Señoríos de Benicull y Villajoyosa, títulos que heredó de sus familiares. Su padre, Antonio Just Laimuns, fue alcalde de Alzira entre 1899 y 1901 y presidente de la Acequia Real del Júcar.

Manuel Just Ginés de Ridaura Aparicio Reig y Aparicio Olmos, Mayorazgo de los Señoríos de Benicull de Júcar y Villajoyosa; doctor en medicina y cirugía; diplomado en sanidad; médico de asistencia pública domiciliaria de esta ciudad; del Cuerpo Médico de Marruecos y Colonias; del Magisterio Nacional; ex-juez municipal, falleció el 22 de Abril de 1964, hace treinta años.

Alfonso Rovira 7.10.94


 

                          
 .-000018                                                                                                                                  .-000002

                          
 .-000064                                                                                                                                  .-000012





El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Mascarell - 26/04/2011
Muy Bueno Rovira, me has hecho recordar a un hombre que siempre admiré. De verdd que fue un gran hombre.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.