--> Entrevista a Jovi Esteve, “El hombre del tiempo”<br>Por Mª José Villalba - elseisdoble.com

Jueves, 21 de enero de 2021 Edición diaria nº 5.039 Año: 14 Noticias: 37.845 Fotografías: 97.975 Comentarios de usuarios: 114.523
EL SEIS DOBLE
viernes, 30 de octubre de 2009
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1 2 3 4 5 6 7

 Entrevista a Jovi Esteve, “El hombre del tiempo”
Por Mª José Villalba

“Me encantan las situaciones inestables, cuando hay movimiento me encantaría poder viajar dentro de la tormenta”

Pasa el día mirando el cielo, eso sí, a través de mapas y de tecnología punta que le permiten conocer cómo está la atmósfera y hacer una previsión del tiempo que anuncia a través de las ondas de Ràdio 9. Este meteorólogo algemesinense, que “por casualidad” se convirtió en el hombre del tiempo, advierte que en los próximos otoños pueden repetirse fenómenos como la tromba de agua que dejó casi 400 litros en Sueca en sólo cuatro horas e incluso riadas, pero lanza un mensaje tranquilizador al afirmar que en la Ribera se han mejorado mucho las infraestructuras para paliar los efectos de las fuertes lluvias.

 

Dentro de unos días se cumplirá un año de la histórica tromba de agua que dejó casi 400 litros en Sueca y colapsó la ciudad, ¿pueden repetirse trombas de ese tipo?

En meteorología todo puede volver a pasar. La atmósfera es dinámica, tiene unos mínimos y unos máximos de pluviosidad, de temperatura, de aparato eléctrico, etc. Cualquier situación, por extrema y rara que parezca, puede repetirse. Los récords pueden darse en cualquier situación violenta que se produzca, eso sí, dentro de los  límites del clima mediterráneo. Aquí sería muy complicado, por no decir imposible, que se formaran huracanes como los del Caribe o que se registraran mínimas como las del Ártico. Aunque es difícil, no es imposible que se repita el fenómeno que el año pasado durante cuatro horas descargó la increíble cantidad de 390 litros por metro cuadrado en Sueca, de los que 144 cayeron en apenas una hora. Los análisis indican que la precipitación que se acumuló en una hora es la más alta desde que existen registros en nuestra Comunidad y estuvo entre las tres más altas de España.

¿Tiene algo que ver el cambio climático en estas situaciones extremas?

No, en absoluto, aunque desde hace treinta años se están batiendo récords en cuanto a    los máximos y los mínimos históricos, especialmente en pluviosidad y temperaturas. De hecho, este julio se registraron máximas históricas, el poniente hizo que se alcanzaran récords de hasta 44º en algunas localidades de la Comunitat. Debido al cambio climático, la temperatura media mundial va aumentando, se calientan más los mares y, por tanto, emiten más vapor de agua y hay más valor de agua precipitable. En la Comunitat Valenciana, una de las consecuencias del cambio climático es que a largo plazo hará más calor, lloverá menos, tendremos más sequía, y en cambio, cuando llueva lo hará con más intensidad. Lo que estamos observando sólo es un aperitivo del cambio climático, vemos que la atmósfera está reaccionando. No obstante, el principal debate científico que tenemos en la actualidad no es lo que está pasando ya, sino lo que pasará en los próximos 50 años si continuamos contaminando al mismo ritmo. La solución pasa por reducir las emisiones de CO2 a través de las energías limpias, rebajar el consumo energético, y por supuesto, aumentar más el reciclaje.

¿Las altas temperaturas que se han alcanzado algunos días de este verano hacen prever una gota fría para el próximo otoño?

La meteorología es impredecible a largo plazo. No tiene nada que ver un fenómeno, por ejemplo el calor de unos días o de estos últimos meses, con la lluvia que pueda caer unas semanas después. Podemos tener un verano de fuerte calor, y luego, un otoño absolutamente seco y sin gotas frías. Ahora es imposible saber si dentro de unas semanas podremos encontrarnos con una gota fría o lluvias intensas en nuestra comarca porque el Mediterráneo esté más caliente de lo normal.

Es imposible, entre otras cosas, porque para hablar de gota fría han de darse diversos factores, ¿cuáles son?

Deben producirse tres factores y que los tres sucedan al mismo tiempo: tener mar muy caliente -la época crítica es septiembre, octubre y la primera quincena de noviembre-, que llegue aire frío a las capas medias y altas de la atmósfera (a unos 5.500 metros de altura) y que entre viento húmedo de Levante. Para hablar de gota fría han de coincidir estos tres factores a la vez, si falta uno o dos de ellos ya no se produce. Cuando falla uno de estos tres elementos, los otros dos elementos no tienen capacidad por sí mismos de explosionar.

Cuando en la época otoñal se anuncian precipitaciones intensas en la Ribera se respira cierto nerviosismo. ¿Es para tanto?

Hay varios elementos que influyen mucho en la preocupación de la gente de la Ribera. Uno de ellos, es que tras el verano el Mediterráneo está más caliente y se dan las condiciones favorables para que podamos encontrarnos con una gota fría. Con el Mediterráneo al lado, de septiembre a noviembre puede repetirse una gota fría peligrosa para nuestra comarca. Además, en la Ribera hay muchos antecedentes de gotas frías históricas, como la pantanada del 82, la riada de 1987 u otras que causaron daños importantes y que aún recuerda la gente, el factor psicológico también influye. Por último, dada la orografía de la Ribera, cuando hay precipitaciones intensas el agua va hasta lo más profundo de nuestra comarca, como es  Carcaixent,  Alzira o Algemesí, hasta buscar el mar. Si llueve más de lo normal, es muy fácil que haya inundaciones en esta zona. Por tanto, no le falta razón a la gente para ponerse nerviosa cuando se anuncia una gota fría o un temporal de varios días de lluvia. Aunque considero que en estos casos los medios de comunicación muchas veces causan alarmismo y ayudan a incrementar el nerviosismo. Deben informar, no alarmar. Por experiencia sabemos que en más de una ocasión se ha alarmado innecesariamente a la gente.

¿Y la Ribera cuenta con las infraestructuras necesarias para paliar esas inundaciones que pueden registrarse en un futuro?

Se han hecho importantes mejoras en alcantarillados, presas y muros de ríos. Es difícil que haya otra pantanada porque la nueva presa de Tous se ha construido para laminar avenidas de agua, a principios de septiembre se queda con un nivel mínimo para frenar las riadas, y la nueva estructura se ha hecho a conciencia para que no reviente. Las infraestructuras han mejorado muchísimo. De todos modos, en situaciones de gotas frías ni la Ribera, ni siquiera las ciudades del norte de Europa o de cualquier parte del mundo con una pluviosidad alta, que están más preparadas, serían capaces de soportar una tromba de agua de 60 litros por metro cuadrado en una hora o 15 litros por metro cuadrado en un cuarto de hora. Si cayera esa cantidad de agua, no hay alcantarillado del mundo que lo soporte. En la Ribera estamos mejor preparados de lo que estábamos, los ayuntamientos han hecho esfuerzos importantísimos, pero cuando cae una tromba de agua de esas características los problemas son inevitables.

Al menos, a algunos vecinos les dará tiempo a prepararse para estas situaciones porque usted se encarga de hacer una previsión del tiempo particularizada a muchos ayuntamientos.

Sí, es un proyecto que emprendí hace unos años. Me dedico a dar la información meteoro-lógica en Radio 9, estoy todo el día actualizando los datos. Entonces pensé que sería una buena idea ofrecer a los ayuntamientos el tiempo de su municipio y difundirlo a través de su web municipal. Es una información muy local y muy sencilla, para que todo el mundo la comprenda, de cómo está la atmósfera y cómo va a evolucionar en los siguientes días. En la misma web se puede acceder en tiempo real a los datos de lluvia, viento, temperatura, presión, etc., porque se instala una estación meteorológica en el consistorio para ver una imagen real de la localidad a través de una webcam. Lo más interesante de este proyecto, además de la información que les proporcionas a los ciudadanos, es la que le facilitas a las autoridades políticas o fuerzas de seguridad para que puedan adoptar medidas preventivas con el máximo tiempo de antelación. Ofrezco la previsión, entre otros ayuntamientos, al de Algemesí, Alzira, Sueca, L’Alcúdia, Almussafes y, en breve, a Carcaixent o Picassent.

¿Cuándo descubrió que quería ser el hombre del tiempo?

A mi me descubrieron. Entré a trabajar, un poco por casualidad, en Canal 9. Por determinadas circunstancias acabé presentando programas y a Eliseo Lizarán, que era el jefe de informativos en aquella época, le gustó mi estilo desenfadado y me dijo: “Jovi, quiero que seas el hombre del tiempo de Canal 9”. ¡Imagínate cómo me quedé cuando me lo pidió! Le argumenté que no sabía ni lo que era una borrasca, pero me dijo: “Ese es tu problema”. A partir de entonces comencé a ponerme las pilas y a formarme, yo no quería que me pasaran un guión, sino entender realmente lo que ocurría en la atmósfera para luego contarlo. Estuve en contacto con los mejores meteorólogos de la Agencia Estatal de Meteorología, estuve más de un año haciendo una especie de máster en meteorología para conocer los secretos de mi profesión, porque no hay estudios específicos sobre previsión, modelización, sondeos, etc., y desde entonces no he parado de complementar mi formación. Desde hace unos años doy clases a maestros y también imparto cursos de previsión meteorológica para ayuntamientos (policía local, patrullas rurales, protección civil, etc.), y para aficionados o gente que siente curiosidad por esta ciencia. Por cierto, también me queda tiempo para colaborar con una fundación de Valencia, recorro el territorio nacional ofreciendo charlas sobre el cambio climático junto con las Agencias de la Energía de las Comunidades Autónomas y diversos grupos ecologistas.

El trabajo del hombre del tiempo va más allá de leer un mapa. ¿Qué hace un meteorólogo antes de ofrecer una previsión?

Mucha gente desconoce la cantidad de horas que dedicas a estudiar cómo está la atmósfera, porque en función de cómo se encuentra en un momento dado y a través de unos modelos meteorológicos que interpretamos y estudiamos, sabemos de qué manera va a evolucionar el tiempo en las siguientes horas y días. A las siete de la mañana doy el primer parte en Ràdio 9, para ello necesito levantarme todos los días a las 6 y, a través de internet, estoy toda una hora mirando mapas de presión, de altura, de temperatura, sondeos, vientos, satélites, etc. Luego vas actualizándola a lo largo del día a través de los modelos meteorológicos que consulto. En el caso de la previsión de los municipios, entre las ocho y las nueve de la mañana cuelgo en sus webs su previsión, y a lo largo del día voy actualizándola, en días complicados la puedo modificar hasta en tres ocasiones.

¿Cuanta más inestabilidad hay, más disfruta un meteorólogo?

(Sonríe) Tengo una dualidad. Disfruto mucho con la inestabilidad porque las situaciones de verano me aburren mucho. Cada día doy ocho veces el tiempo en la radio y en ocasiones es difícil contar ocho veces la misma situación de manera diferente. Me encantan las situaciones inestables, cuando hay movimiento me encantaría poder viajar dentro de la tormenta. No obstante, cuanta más inestabilidad hay, más te arriesgas a que la gente te eche en cara que no has acertado la previsión, ¡y ni te cuento si fallas en algunas fiestas señaladas! (Sonríe más aún). Afortunadamente, el nivel de aciertos es altísimo a corto plazo, la fiabilidad disminuye cuanto más tiempo nos alejamos en la previsión.

¿Tanto le importa el tiempo a los ciudadanos?

Pues sí. Los informativos tienen picos de audiencia cuando sale el tiempo. Desde el agricultor, has-ta cualquiera que vaya a hacer una actividad, un viaje o incluso decidir la ropa que va a ponerse. Además, cada vez tenemos más fenómenos meteorológicos extremos que pueden afectar-nos, puede que como consecuencia del cambio climático, y asistimos a situaciones atípicas fuera de temporada, como tormentas de desmesurada violencia. Son fenómenos que nos indican que algo está pasando y eso hace que la gente es-té más pendiente de lo que ocurre y tenga ese recelo. Se observa cierta preocupación por el tiempo, pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras.

¿Cuál es su tiempo ideal?

Me gustan los cambios bruscos, el movimiento. Me asombran las tormentas con gran aparato eléctrico. Cuando veo llover, incluso en las películas, cargo las pilas. Aunque para mi trabajo me gusta la acción, para mis viajes, vacaciones y el poco tiempo libre del que dispongo prefiero el contrario. Eso sí, ante todo me encanta poder prever estas situaciones, que se cumplan y, sobre todo, poder avisar a la población con tiempo.

¿Su casa es un consultorio permanente de meteorología? Me refiero a las consultas de familiares y amigos.

¡Claro! En épocas de comuniones o de vacaciones me preguntan mucho. Los viernes tengo una sección en el programa matinal de Ràdio 9 donde la gente llama para preguntar el tiempo que hará en cualquier parte del mundo. Me han consultado desde el tiempo que haría en el Ártico hasta la mejor época para poder ver auroras boreales.

Por tanto, ¿conviene esperar a saber el tiempo a la hora de hacerse la maleta o debe interesarse uno mucho antes, cuando escoge el destino?

Cuando uno viaja, no sólo ha de mirar las ofertas de viajes en las agencias, debe informarse del tiempo que tendrá. Si quieres hacer un safari por Kenia y quieres ver los principales anima-les, has de saber cual es la época seca porque puede que llegues cuando hay lluvias y no los veas. Si uno se va a China o la India, debe tener en cuenta la época de monzones o si te marchas al Caribe puede que te encuentres con un huracán si no escoges la mejor temporada.

De todos los años que está en contacto con la meteorología, ¿cuál ha sido el fenómeno que más le ha impactado?

Por supuesto, de nuestra Comunidad, la tromba de agua que cayó el año pasado en Sueca, nunca había visto nada igual en la Ribera, y eso que en la comarca se habían registrado gotas frías históricas en 1982, 1987, 1989,    1996, 1997, 2000 o 2007. En Sueca cayeron casi 400 litros en tres horas, en ese tiempo   cayó casi la misma cantidad de agua que suele caer en todo el año en la ciudad. Ese mismo día, en Elx, otra célula tormentosa dejó la nada despreciable cifra de 140 litros por metro cuadrado en media hora. La naturaleza no deja de sorprendernos y, lamentablemente, lo seguirá haciendo. La tormenta estacionaria o en estado de regeneración de Sueca, es decir, la secuencia de células que se generan sobre  el mismo punto, es un fenómeno muy atípico. Aparte del caso de Sueca, también me impactaron los aerolitos, aquellas bolas enormes de hielo que cayeron hace unos años, entre otros sitios, en Albalat o l’Alcúdia, y que luego no hemos sabido a qué se debieron o cómo se formaron. También me sorprendió el pequeño huracán, con las hélices perfectamente formadas, que se formó en la zona de Dénia hace unos años y luego se dirigió hacia Ibiza, donde provocó graves destrozos en el puerto.

Mª José Villalba

 

LA REVISTA

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.