Jueves, 30 de mayo de 2024 Edición diaria nº 6.264 Año: 18 Noticias: 46.148 Fotografías: 109.154 Comentarios de usuarios: 125.700
EL SEIS DOBLE
miércoles, 14 de junio de 2017
Clic en la foto para ampliar

Foto: Erika Wittlieb (libre de derechos)
Ver imágenes de esta noticia
1

 Pilares, pero más sólidos
Artículo de opinión de Xavier Cantera

"Si los pilares son para repartir bienestar y para igualar con equidad a la ciudadanía, también deben ser revisados y mejorados"



 

Una opinión más

----------------------------------------------

Xavier Cantera

 

Con ocasión de haber disfrutado unos días de vacaciones con el IMSERSO, he reflexionado sobre la experiencia y tengo que reconocer que, además de las ventajas económicas para las empresas hoteleras y para las agencias de viajes, esta iniciativa que ahora cumple 31 años, nacida durante la larga etapa de gobiernos socialistas donde por  primera vez se pudo hablar de un Estado del Bienestar en España, reúne muchos valores para las personas beneficiarias y para sus familias, tantos, que se pueden ser acreditados, los "programas de viajes y balnearios del IMSERSO", para ser reconocidos como el octavo pilar del Estado del Bienestar, junto al:  1 sistema sanitario, 2 el educativo, 3 el de servicios sociales,  4 el de pensiones, 5 el de políticas de empleo, 6 el de la vivienda, 7 el de la dependencia y  8 el de los viajes para las personas jubiladas, con discapacidad o invalidez. Forman, además de los pilares de un Estado de Bienestar que intenta redistribuir mejor la riqueza que entre todos producimos, las "Ocho Maravillas del Estado Social y de Derecho" que decimos  todos defender aunque los  neoliberales se empeñan en  reducirlos a la mínima expresión recortando  su calidad e incluso haciendo que cada día sean menos las personas que se beneficien de ellos para llevar una vida más digna que como personas y contribuyentes se merecen. Hay pilares como el empleo y la vivienda que están atacados por  termitas famélicas e insaciables que prefieren engordar otros negocios y especulaciones con el dinero que no pagan a los trabajadores o que sustraen de los impuestos, que deben ser el reforzamiento de estos pilares que amparan a todas las personas. Son las 8 maravillas sociales superando las monumentales clásicas: Al Chichén Itzá en México, donde se sacrificaban niños, superado por el sistema educativo público, universal, gratuito y de calidad; al Coliseo de Roma, donde se realizaban todo tipo de pruebas deportivas y festivas superado por el sistema de sanidad público, universal y gratuito; al Machu Picchu en Cuzco, como residencia de descanso y santuario superado por el sistema público de pensiones que garantiza el descanso de quien lo han dado todo durante su vida laboral; a Petra en Jordania, como ciudad esculpida en la piedra, superada por el derecho constitucional a una vivienda digna de la que ninguna persona puede ser desahuciada; al Taj Mahal en Agra, India, construido por el emperador musulmán en honor de su esposa favorita, superado por la atención a los favoritos de las familias como son los dependientes; a la Gran Muralla China, como única construcción humana visible desde la luna, como debería ser el derecho a un empleo digno y justamente remunerado en todo el mundo; a la estatua del Cristo Redentor en Río, uno de los atractivos turísticos más importantes del mundo en un país donde reina la más absoluta y generalizada pobreza, superado por el sistema de viajes del IMSERSO donde los pensionistas puede hacer turismo, mejorable, claro. Porque no hay derecho a que unos pensionistas tengan la suerte de corresponderles un buen hotel y un buen bufet libre y a otros les toque todo lo contrario. A quien no cumpla con la calidad exigida se le debe quitar la concesión. Si los pilares son para repartir bienestar y para igualar con equidad a la ciudadanía, también deben ser revisados y mejorados para que la aluminosis producida por el sistema neoliberal, al recortar fondos para la mejora de estos pilares, gastándolos en otros negocios inconfesables y corruptos, no acabe con ellos. Y el PP no es el mejor gobierno. Mejor sería uno como el del Botànic.

  

 

 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.  

 

 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasXavier Cantera
SocialColectivos y Agrupaciones

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Joan V - 14/06/2017
Xavier, que te parece que el Parlamento de todos le haya quitado la careta a tus admirados Podemos? Y hayan quedado como lo que son, unos populistas de izquierdas cuya único fin es alcanzar el poder, para llevarnos a un paraíso como Venezuela o Corea del Norte. Con la única ayuda de los amigos de Eta y sus escuderos de Compromis

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿De qué color es el cielo? Azul, rojo o verde
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal